Arrojando Luz Sobre Los Discos Duros

Todavía hay mucha gente que cuando le mencionas la palabra Disco Duro piensa en el ordenador completo sin los periféricos. También está quienes a ese armatoste lo llaman aún CPU. El Disco Duro es la única pieza que si se estropea definitivamente puede causar problemas personales al usuario, ya que en él se almacenan sus documentos o las fotos de las vacaciones. Vamos a conocerlo un poco mejor.

Este componente se llama disco duro, o hard drive en inglés, y generalmente abreviado HD o HDD.

En un disco duro más estándar, que gira a 7200 RPM, un punto de la pista externa se está moviendo a 77km/h. Esto significa que el borde del eje ha viajado sobre 620 kilometros en un día normal de trabajo.

Cada disco duro consiste en varios platos, fabricados normalmente por cristal muy fino. No estamos hablando del cristal de una ventana, sino de un cristal compuesto que se pule y está cubierto de una capa delgada de material magnético. El disco puede registrar datos por ambos lados del plato orientando puntos de material magnético. Una dirección representa un 1 digital y la otra un 0.

Los discos duros pueden registrar los datos en estos platos gracias a los cabezales. Las funciones de lectura y escritura son dirigidas por los cabezales montados sobre unos brazos que les permiten acceder a cualquier parte magnética del disco. Estos cabezales vuelan apenas a una micra de la superficie del plato (para que os hagáis una idea de esto, un pelo humano tiene un grosor de 200 micras de diámetro). Tened en cuenta que el plato se está moviendo debajo del cabezal a 7200 RPM. Los discos duros actuales pueden tener hasta cinco platos, cada uno con dos superficies de grabación (llamadas caras), por lo que tienen hasta diez cabezales apuntan cada uno a su propia superficie. Los cabezales múltiples son parte de un solo mecanismo que los hacen más fáciles de controlar al no poderse mover independientemente.

Los cabezales y los soportes magnéticos inductivos que orientan los puntos del disco son realmente dispositivos analógicos. Quien se encarga de traducirlos a señales digitales es esa placa electrónica que vemos  uno de los dorsos del disco.

Los discos duros son dispositivos CAV (Velocidad Angular Constante), por lo que las pistas externas se leen más rápido que las interna y por ello los sistemas operativos intentan organizar los datos que más se suelen utilizar en las pistas externos y así consiguen un tiempo de acceso más rápido.

.Los discos duros son dispositivos mitas electrónicos y mitad mecánicos. La carcasa metálica que los recubre hace que los platos  y las cabezas en su interior estén en una cámara estanca a salvo de polvo y por lo tanto son dispositivos bastante fiables, sin embargo no están libres de sufrir daños irreversibles por golpes, descargas eléctricas o guerras termonucleares a nivel global. Por lo que siempre conviene tener nuestros datos a salvo en una copia de seguridad… en otro disco duro o como contábamos en otro artículo: En la nube

disco-duro-2

Fuente: www.eltein.es

SAT

Mto

SOFT

Web

  • Hosting & Housing
  • Cuentas de Correo
  • Paginas web
  • Posicionamiento

Telefonia

Audiovisuales